Restaurante Plaza23

El buen sabor y los buenos ingredientes

Ingredientes que debes guardar en el congelador

Siempre hay que intentar comprar solamente lo que se vaya a consumir, pero a veces suelen quedar ciertos ingredientes abiertos que no consumimos completamente.

Y da mucha rabia tener que tirarlos porque se han puesto en mal estado. Es como tirar el dinero por el desagüe.

Ingredientes que debes guardar en el congelador

Por suerte, hay algunos trucos simples para poder almacenar ciertos ingredientes de manera que se extienda su vida útil. Son estos:

Frutos secos

Los frutos secos son bastante más baratos cuando los compras a granel, pero tienden a enranciarse más rápidamente. En lugar de tenerlos en la despensa, guárdalos en el congelador en un recipiente hermético o bolsa zip. Cuando quieras utilizarlos, solamente tienes que sacar el recipiente o la bolsa y listo.

Frutos rojos de temporada

Las bayas se estropean muy fácilmente, y además su temporada dura muy poco. Congelarlas en un recipiente hermético puede ser una gran idea para utilizarlas cuando queramos, en smoothies o bizcochos. Aquí tienes un recetario con recetas fáciles para comer bien sin perder tiempo.

Harinas

Como los frutos secos, el trigo integral o la harina integral se puede enranciar rápidamente. Puedes aumentar su vida útil almacenándola en una bolsa zip en el congelador.

Jugo de limón

Puedes verter el jugo de limón en una bandeja de cubos de hielo y congelarlo para utilizarlo más adelante. Puedes añadirlo al agua para beber cada mañana o a cualquier salsa de yogur (estas son las instrucciones para hacer la salsa de yogur).

Mantequilla

Se puede almacenar en el congelador hasta un año, así que puedes comprarlo al por mayor y conservarlo si tienes suficiente espacio. Es un producto que no es necesario descongelarlo, por lo que puedes sacarlo directamente y usarlo.

Salsa de tomate

¿Quién no ha tirado un tarro de tomate a la mitad porque ha empezado a salir el moho? Al igual que el jugo de limón, se puede congelar la salsa de tomate sobrante en la bandeja de los cubitos de hielo para sacar porciones pequeñas cuando las necesitemos. Así no lo tendrás que tirar nunca más.

Pan rallado

¡No tires los trozos sobrantes de pan porque están duros o blandos! Puedes triturarlos en un procesador de alimentos para hacer pan rallado y congelarlo en un recipiente hermético o bolsa zip para que dure más tiempo.

Jengibre

Tanto la raíz entera, como molida se puede guardar en el congelador para extender su vida útil. Lo puedes utilizar directamente congelado, pues se puede rallar sin necesidad de descongelarlo.