Restaurante Plaza23

El buen sabor y los buenos ingredientes

Consejos para mantener el pan fresco por más tiempo

La verdad es que cualquier alimento horneado se encuentra en su mejor momento cuando está recién salido del horno, y en especial el pan.

Cuando empieza a enfriarse, su calidad empieza a disminuir. A todos nos encanta el pan recién hecho cuando está calentito y crujiente, pero una vez que se enfría, pierde ese toque.

Consejos para mantener el pan fresco por más tiempo

Los principales culpables de que el pan se endurezca son el tiempo y la exposición al aire. Se va produciendo un cambio químico desde que el pan sale del horno. Se denomina retrogradación del almidón y consiste en que la estructura de las moléculas de almidón comienzan a cristalizarse. Este proceso hace que el agua salga del pan y el pan se endurezca. El segundo factor es la pérdida de humedad debido a la exposición al aire.

Tanto si eres de los que les gusta hacer su propio pan en casa, como de los que lo compran en la panadería, hay varios consejos que puedes poner en práctica para alargar la vida útil de tu pan. Esto es lo que tienes que hacer:

Nunca guardarlo en la nevera

La retrogradación del almidón se acelera a una temperatura más baja, como la que hay en el frigorífico. Por tanto, nunca hay que meter el pan en la nevera, a menos que quieras retrasar el desarrollo del moho.

El congelador es tu amigo

Al congelar el pan se previene el endurecimiento, ya que a esas temperaturas se detiene la retrogradación del almidón. Para obtener el máximo provecho del pan, hay que congelarlo tan rápido como sea posible después de hacerlo y que enfríe.

Para congelarlo, hay que conservarlo en una bolsa de plástico. Lo mejor es cortarlo en porciones para que el pan esté en contacto con la bolsa por todos los lados.

El envoltorio también importa

La temperatura ambiente es ideal para mantener la miga y la corteza con una textura adecuada. Pero además de la temperatura, también es importante reducir la exposición al aire del pan, y esto se hace guardándolo en un envoltorio adecuado.

Las bolsas de plástico son criticadas por retener la humedad y acelerar el desarrollo del moho, pero todo va a depender del tipo de pan.

Los panes con corteza tierna pueden guardarse perfectamente en una bolsa de plástico. En cambio, los panes rústicos con corteza dura, deben mantenerse en bolsas de papel, ya que la humedad que se atrapa con las bolsas de papel la absorbería la corteza, y la volvería correosa.

El horno, una opción para el pan correoso

Si el pan crujiente se ha vuelto correoso, ásalo al horno durante unos minutos para eliminar la humedad de la corteza y mejorar su calidad y textura. El pan debe ser consumido inmediatamente después.

Prueba a hacer esta receta con cebolla para mojar tu pan.